El cartel de los sapos fotos

Date: 20.10.2018, 04:47 / Views: 95191


Los lazos amarillos colgados en uno de los puentes de Sa Riera. COPE MALLORCA

Un puente lleno de Comités de Defensa de la República convocando manifestaciones "por la libertad de expresión". Gritos de "las calles serán siempre nuestras". Discusiones en plena calle. ¿Cataluña? No, es Baleares, donde los intentos de los nacionalistas por trasladar la tensa situación catalana han aumentado la tensión en las últimas fechas. Así ha sucedido, por ejemplo, en la llamada Semana por la Libertad de Expresión, que concluye hoy en Palma.

Ser "la capital por la libertad de expresión en los Països Catalans", en palabras de la CUP, ha significado para Palma acoger durante estos días una serie de actividades de ideario independentista. Charlas, rutas poéticas, talleres, lazos amarillos importados de Cataluña colgando en la vía pública, una mascletà de tuits de corte independentista y el plato fuerte: acoger con los brazos abiertos y en la principal plaza de la ciudad la polémica obra "Presos Políticos en la España contemporánea", censurada en ARCO y vetada en el Parlamento europeo.

La Semana por la libertad de expresión ya arrancó con polémica. El puente de Sa Riera, en el céntrico Paseo Mallorca de Palma, amaneció el pasado lunes repleto de lazos amarillos para reclamar la libertad de los políticos catalanes encarcelados y el "retorno" de los exiliados. También se tiñó de amarillo independentista el castillo de Bellver con algunos lazos. No duraron mucho porque varios ciudadanos anónimos los retiraron antes de mediodía.

Luego vino la instalación de la obra de Santiago Sierra, que desde el primer momento no fue bienvenida. Durante su montaje, varios ciudadanos manifestaron sus discrepancias y hubo alguno que increpó a las organizadoras. Y poco después, nueva escalada de tensión. El miércoles las fotos aparecieron llena de pintadas rojas y algunos postes fueron tirados al suelo. Además, la sede de la Obra Cultural Balear (OCB) -satélite insular de Òmnium Cultural- y del sindicato independentista STEI amanecieron con pintadas fascistas y amenazantes en su fachada. Y se armó la de San Quintín.

El rapero Pablo Hasél durante su actuación ayer en el Palma Arena con motivo de la Semana por la Libertad de Expresión. JORDI AVELLÀ

"Han soltado a los perros protegidos por el sistema", escribió el regidor nacionalista de Més en Esporles y director del Instituto Balear de la Juventud hace unos días en su Twitter. Como él, decenas de políticos de ideario independentista de las Islas han despotricado contra los "ataques fascistas" y han culpado a Ciudadanos y al Partido Popular (PP). La OCB, incluso, ha aprovechado el tirón mediático para pedir suscripciones: "Contestémosles como se merecen. Hazte socio hoy mismo y hagamos crecer nuestras entidades".

Por su parte, los 'cachorros' de la CUP, Arran, han llamado a la movilización en las calles. Cabe recordar que la organización juvenil ultraizquierdista ha pintado en varias ocasiones las sedes del PP y del PSOE, ha protagonizado varios actos amenazantes contra turistas y, recientemente, colgó una pancarta cerca de la Catedral de Palma en la que acusaba de fascistas al diputado de Ciudadanos en Baleares, Xavier Pericay; el presidente de Actúa Baleares, Jorge Campos; y el senador y ex presidente balear por el PP, José Ramón Bauzá.

Hasta los representantes oficiales del profesorado (la Junta de Personal Docente no Universitario) enviaron el jueves un comunicado, primero para criticar los ataques vandálicos y, a renglón seguido, para acusar a "entidades sociales y políticas a incitar al odio". Léase PP, Ciudadanos y la amalgama de asociaciones unionistas que han brotado como champiñones en los últimos meses para protestar contra la deriva catalanista del Govern y plantar cara al secesionismo en las Islas. Léase Mos Movem, Sociedad Civil Balear, Sociedad Cívica Balear, Convivencia Cívica, etc.

Ellas han contestado. Sociedad Cívica Balear ha anunciado medidas legales contra el Ayuntamiento de Palma si no retiraba la exposición, y Convivencia Balear lo ha llevado ante la Defensora de la Ciudadanía. "Dar difusión a este tipo de mensajes es una muestra de desprecio y desafío a nuestro Estado de Derecho", argumenta la presidenta Convivencia Balear, Manuela Cañadas.

El sábado, unas pocas decenas de personas se acercaron a la plaza España para protestar por las pintadas y después hicieron una charla sobre la libertad de expresión. Y ayer rubricaron la semana más amarilla del año en Palma con un macroconcierto cuyo cartel anunciaba la actuación del rapero mallorquín Valtonyc, actualmente huido de la justicia española para evitar el ingreso en prisión. Josep Miguel Beltrán Arenas, conocido como Valtonyc, ha sido condenado por el Tribunal Supremo a tres años y medio de cárcel por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas en sus canciones. En una de sus últimas apariciones antes de fugarse de España, en pleno concierto pero sin cantar, animó a sus seguidores a matar a un "puto guardia civil". Ayer se marcó un 'Puigdemont' y apareció ante sus seguidores a través de un plasma. Desde el exilio pidió colaboración y anunció dos webs donde publicará a partir de ahora sus mensajes. "He decidido ponerme al servicio de la lucha, haciendo un sacrificio, para defender la república y la democracia, por todas las exiliadas y exiliados y por ti, porque que las ideas son invencibles", espetó a los presentes, que le jalearon como a un preso político más entre gritos de libertad. Y para celebrarlo, el rapero Pablo Hasél una foto del Rey Felipe VI encima del escenario. Entraron en éxtasis total.

Mientras tanto la obra de Santiago Serra, que incluye fotos de los líderes independentistas Oriol Junqueras, Jordi Cuixart y Jordi Sànchez, se ha mantenido uno de los lugares más concurridos de la ciudad. De hecho, el alcalde nacionalista de la ciudad, Antoni Noguera, que se ha turnado la vara de mando con el PSOE y cuenta con el apoyo de Podemos, ha recibido duras críticas por haber cedido a organizaciones afines a su partido el centro neurálgico de la ciudad para una obra que viene avalada por la polémica política. De hecho, el apoyo del ayuntamiento a esta iniciativa es total. Así lo prueba el hecho de que al acto inaugural de la obra asistieran la regidora de Función Pública y Gobierno Interior, Aurora Jhardi (de Som Palma, la marca local de Podemos), y la regidora de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal, Neus Truyols, perteneciente a Més, la misma coalición econacionalista del alcalde Noguera. "Ha sido a título personal", rectificaron cuando la polémica ya era imparable.

Comentarios

3

enredate

18/06/2018 07:43 horas

A ver cuanto queda para que las chispas se conviertan en fuego. Lo buscan intensamente

Ver comentarios



Related news


Fotos de flores blancas
Fotos de nubes celestiales
Piratas do caribe fotos
Las mejores fotos de maria felix
Lugares para tomar fotos en los angeles
Ver fotos y nombres de dinosaurios
Back to Top