Fotos antigas de cruzeiro do sul acre

Date: 04.11.2018, 03:08 / Views: 53445

Закрыть ... [X]

Alamos Pueblo Magico

Las abundantes arboledas de �lamos dan la bienvenida a quienes llegan en busca de hermosos lugares de descanso con una gran historia dentro de sus muros. Ubicado en el sureste del estado de Sonora, el Pueblo M�gico de �lamos es el resultado de m�s de cuatro siglos de abundancia y acontecimientos pol�ticos, que derivaron en la belleza de sus construcciones coloniales.

Tambi�n conocida como �La Ciudad de los Portales�, es tambi�n la capital cultural del estado, gracias a sus festivales art�sticos y celebraciones seculares, que encuentran en sus calles estrechas y empedradas, enormes zaguanes, y patios llenos de vegetaci�n, un marco perfecto para celebrar la belleza. El clima promedio de 24 grados es la cereza del pastel, conviertiendo a �lamos como un destino muy disfrutable en una regi�n predominantemente des�rtica.

El origen de este pueblo colonial se remonta al siglo XVII, a�o de conquistas militares y espirituales por parte de los espa�oles. El Real de la Limpia Concepci�n de los �lamos fue fundado en 1685 por el gobernador del Estado de Occidente, Domingo Ter�n de los R�os, tras el descubrimiento de las minas de plata Promontorios, La Aduana, Las Cabras, La Quintera y otras m�s peque�as. La explotaci�n de todas ellas gener� vastos recursos, que fueron utilizados para construir soberbias casonas y edificios p�blicos durante el siglo XVIII y gran parte del XIX, que perviven hasta nuestros d�as.

La importancia hist�rica de �lamos proviene de la �poca imperialista, cuando el gobierno itinerante establecido en la Constituci�n de 1824 la nombr� como capital del Estado de Occidente de 1827 a 1830, tras de lo cual pas� a formar parte del estado de Sinaloa hasta que por solicitud de sus residentes fue anexado finalmente al territorio de Sonora. Tambi�n, durante la Intervenci�n Francesa se vivieron en este Pueblo M�gico importantes batallas que cimentaron las bases de la Rep�blica en el noroeste de M�xico.

No obstante, la gloria de �lamos estuvo a punto de quedar en el olvido: a finales de los 1800 sus minas de plata comenzaron a agotarse, por lo que su poblaci�n comenz� a disminuir por una fuerte emigraci�n hacia otras fuentes de trabajo. Las construcciones coloniales comenzaron entonces a deteriorarse, pero en 1948 un empresario lechero proveniente de Pensilvania, Estados Unidos, llamado William Levant Alcorn, lleg� de visita a �lamos y se enamor� del pueblo y de su gente, por lo que compr� una mansi�n de la Plaza de Armas, la restaur� y la convirti� en el Hotel Los Portales.

A partir de entonces, Alcorn se empe�� en la restauraci�n y promoci�n de los tesoros coloniales del pueblo, lo que le brind� a �lamos su esplendor actual, convirti�ndolo en un destino tur�stico muy socorrido por los jubilados de su pa�s. Sumado a sus numerosos sitios de inter�s, este Pueblo M�gico ofrece aventuras e historias inigualables a sus visitantes.

Qu� visitar en �lamos Pueblo M�gico

Como buen pueblo colonial, un recorrido en �lamos comienza por su Plaza de Armas, que tiene dos particularidades: la interesante fusi�n arquitect�nica entre el barroco espa�ol y el ind�gena mexicano, legado de los andaluces que dise�aron el centro hist�rico en el siglo XVIII y supieron calcar lo mejor de ambas culturas.

La segunda es el pintoresco trenecito que sale cada hora desde ah� para mostrarles a los turistas los sitios m�s representativos del pueblo, como la antigua c�rcel municipal, el Palacio de Gobierno y el mercado conocido como El Pari�n.

Las casonas de �lamos no solo llaman la atenci�n de los visitantes por sus bellos detalles y ornamentos, sino por las historias y leyendas que habitan en ellas. Una de las m�s conocidas es la de la Hacienda de las Delicias, donde varios aseguran haber visto el fantasma de la joven Beatriz Almada, quien se suicid� en su balc�n en 1800 porque su familia le impidi� casarse con el jardinero, y sigue rondando el patio en el que se encontraba a escondidas con su enamorado.

Otra de las m�s visitadas es la casa donde naci� la actriz de fama nacional Mar�a F�lix, que ha sido convertida en museo, restaurante y hotel, y alberga una colecci�n que recorre la vida y obra de la artista en fotograf�as, cuadros, vestidos y objetos personales de la diva del cine.

Un paseo por el centro hist�rico de �lamos no estar�a completo sin visitar sus recintos religiosos. La Parroquia de la Pur�sima Concepci�n es el edificio representativo de la ciudad, aunque el que actualmente se mantiene en pie es el tercero que ha existido en el mismo lugar. Esto se debe a que el edificio original, levantado a finales del siglo XVII, respond�a solo a cuestiones pr�cticas y ten�a paredes de adobe cubiertas con estuco blanco, y techo de madera, pero en la d�cada de 1720 al p�rroco Pedro Gabriel de Arag�n comenz� a parecerle poco digno de la importancia que hab�a cobrado la regi�n, por lo que orden� su remodelaci�n; m�s adelante, hacia 1786, el obispo De Los Reyes inici� la construcci�n del templo actual, con sus paredes e interiores de piedra y cantera, de estilo barroco y neocl�sico.

De manufactura m�s moderna, tambi�n en la zona de monumentos de �lamos se encuentra la Capilla de Zapopan, Con su nave �nica y un campanario de tres campanas, fue mandada a construir por do�a Juana Mall�n a finales del siglo XIX para venerar a dicha virgen y pedir protecci�n de tempestades y epidemias para los residentes del lugar, sobre todo por la ola de tragedias que se daban al desbordarse el arroyo proveniente de La Aduana, pueblo cercano a �lamos que favoreci� mucho el crecimiento econ�mico de la regi�n gracias a sus yacimientos de plata y turquesa, pero que actualmente est� casi despoblado y lleno de construcciones invadidas por la vegetaci�n y el abandono.

Hablando de La Aduana, existe en su iglesia una profunda devoci�n a la Virgen de la Valvanera, que cada 21 de noviembre, d�a en que la iglesia cat�lica conmemora la presentaci�n de la madre de Jes�s en Jerusal�n cuando era ni�a, motiva la peregrinaci�n de miles de fieles por m�s de 50 kil�metros, en un acto de fe y entrega religiosa que culmina en una de las fiestas m�s grandes del sur de Sonora, con comida, bebida, artesan�as y mucha m�sica y baile.

La gente de �lamos disfruta como pocas las historias de miedo y fantasmas; se cuentan a la menor provocaci�n. Por ello, el Pante�n Municipal es considerado uno de los mejores escenarios para estas leyendas: construido en 1794 en medio de un paraje solitario, es el �ltimo lugar del �ltimo descanso de m�s de 1,200 alamenses, que en su mayor�a encontraron su fin por una epidemia de c�lera que asol� la regi�n en 1851.

Para adentrarse en la cultura de este Pueblo M�gico conviene darse un paseo por las comunidades aleda�as, que a�n albergan significativas poblaciones de grupos ind�genas Guarij�os y Mayos para conocer su trabajo artesanal, sus tradiciones y su gastronom�a. Entre otras, est�n Mesa Colorada, Guarajay, Bav�cora, El Paso y Basiroa.

En la Casa de la Cultura de �lamos se pueden disfrutar las manifestaciones art�sticas contempor�neas de los habitantes, gracias a sus talleres de grabado, pintura, modelado, serigraf�a y escultura. Este recinto es en s� mismo una gran muestra cultural del pueblo, pues data de 1750 y es una bella edificaci�n de estilo barroco espa�ol y mexicano, �cono arquitect�nico de la ciudad y sede de numerosos eventos, como los del Festival Internacional Alfonso Ort�z Tirado (FAOT), que le han dado gran renombre a �lamos.

Lo imperdible en �lamos Pueblo M�gico

Una de las leyendas m�s conocidas en �lamos es la del Callej�n del Beso, una de las primeras calles construidas en el pueblo y donde a principios del siglo XIX exist�an varias casonas con amplios balcones. En una de ellas habitaba una jovencita de alto linaje, cuyo destino era reforzar el poder familiar cas�ndose con un viejo peninsular. Sin embargo, en la iglesia se enamor� de un caballero, que aunque ten�a dinero no gozaba de nobleza. Para poder ver a su amada, este compr� la casa de enfrente por una elevada suma, pero cuando el padre de la chica se enter� de sus encuentros, sin dudarlo apu�al� a su propia hija.

Se dice que el caballero permaneci� tomando la mano de la doncella, llorando y llen�ndola de besos, hasta que se le escap� la vida. Por esta historia tan rom�ntica y tr�gica a la vez, se ha vuelto tradici�n que las parejas que pasan por el callej�n se den un beso para celebrar el amor que a otros les fue negado.

�lamos es tambi�n un sitio rodeado por maravillas naturales y singulares ecosistemas. No obstante, antes de salir a explorar conviene visitar el Museo Costumbrista, �nico en su tipo en el estado por su enorme colecci�n de 4,800 piezas cuya misi�n es afirmar la identidad de los sonorenses a trav�s de su historia, tradiciones, usos y costumbres. Destacan las colecciones fotogr�ficas del Dr. Alfonso Ortiz sobre la ciudad y los objetos originales conservados por d�cadas, adem�s del imponente inmueble que las alberga, construido en 1868 y declarado Monumento Nacional en 1952.

El mejor modo de vislumbrar la Ciudad de los Portales es subiendo al Cerro del Perico, desde cuyo mirador se puede apreciar todo el valle, incluido el cauce del r�o Cuchujaqui, una zona de 93,000 hect�reas que ha sido declarada como �rea de Protecci�n de Flora y Fauna en la que coinciden varios tipos de clima, suelo, formaciones geol�gicas, vegetaci�n y topograf�a, h�bitat de especies como reptiles escorpi�n, monstruos de Gila, y p�jaro cuc� canela.

Las arboledas y estanques naturales de este lugar lo vuelven perfecto para la pesca deportiva, la observaci�n de aves, el ciclismo de monta�a y los paseos a caballo. Otro lugar muy bueno para disfrutar la naturaleza es la Presa Adolfo Ru�z Cort�nez, conocida como �Moc�zari�, donde se puede pasear en lancha y pescar especies como lobina y bagre.

Las mejores �pocas para visitar este Pueblo M�gico son durante las fiestas religiosas de la Virgen de la Concepci�n y de la Capilla de Zapopan, en diciembre y octubre, respectivamente, que implican las calles de �lamos cubiertas de color, pirotecnia, m�sica y espect�culos culturales, como conciertos y obras de teatro. Sobre todo, resulta imperdible el ya mencionado FAOT, que celebra a la �pera y sus diferentes manifestaciones en honor al �Embajador l�rico de la Canci�n Mexicana�. Este festival incluye exposiciones, muestras artesanales y gastron�micas, conferencias y por supuesto presentaciones relacionadas con la m�sica, con artistas de talla internacional.

Qu� comer en �lamos Pueblo M�gico

�lamos, Sonora, no se diferencia mucho del resto de los estados norte�os en cuanto a los ingredientes utilizados en su gastronom�a, que incluyen una gran variedad de cortes de carne, machaca, tortillas de harina, quesos, chorizos, chiles secos, conservas de fruta, derivados de la leche de vaca y de cabra, panela, ma�z, frijol, cacahuate, trigo, arroz, canela, nueces, ajonjol�, almendras, piloncillo, y por supuesto, la lechuguilla, cact�cea de la que se destila el delicioso mezcal conocido como bacanora.

No obstante, el modo en que los alamenses han traducido dichos alimentos es �nico; es as� que su cocina local implica ricos platillos caseros como el caldo de queso, la gallina pinta o pozole de pobre, llamado as� porque en vez de pollo lleva frijoles pintos y nixtamal cocinado con carne de res, la salsa de chile chiltep�n, las enormes tortillas de harina rellenas de frijol y queso, conocidas como chimichangas, los chiles secos rellenos, el picadillo, los tamales de elote, el h�gado encebollado, y ricos postres como los bu�uelos, el pan de elote, la cajeta de fruta, las empanadas de guayaba y las conservas de lim�n.

Estas y otras recetas pueden disfrutarse en los puestos callejeros de los alrededores y en los agradables restaurantes del centro hist�rico, como la Cenadur�a Do�a Lola, donde son c�lebres los chiles rellenos, el Charisma, de los pocos en el pueblo que preparan recetas con mariscos, y el Santiago’s, de comida internacional.

Qu� comprar en �lamos Pueblo M�gico

Este poblado cuenta con un hermoso mercado de artesan�as, donde se re�nen las creaciones de los grupos Guarij�os y Mayos que rodean la regi�n, elaboradas en cer�mica, palma, lat�n, vidrio, barro, macram�, y tejidos, textiles y bordados en lana, como los famosos sarapes para cubrirse de las inclemencias del desierto; destacan entre todos las piezas ornamentales talladas en madera y los muebles r�sticos, que van desde cestas para agua hasta c�modos sillones.

En la comunidad cercana de Uvalama se elaboran originales trabajos en barro, moderna joyer�a en oro y plata, y delicadas piezas de hojalata como candelabros, marcos y bandejas. Resulta imperdible adquirir, en varios s�tios de �lamos, los famosos frijoles saltarines, que tienen una larva adentro y parecen cobrar vida al exponerlos al calor.

Para dormir en �lamos Pueblos M�xico

En este Pueblo M�gico se encuentra uno de los hospedajes m�s exclusivos no solo del pa�s, sino del mundo: la Hacienda de los Santos, miembro de los Hoteles Boutique de M�xico que ofrece espaciosas habitaciones con chimenea y una exquisita decoraci�n con detalles hechos a mano y antig�edades provenientes de los siglos XVIII y XIX.

Mandada a construir en 1685 por uno de los propietarios de minas de plata m�s pr�speros de la regi�n, su estilo arquitect�nico se integra por gruesos muros de adobe, techos alt�simos con vigas, pisos de cantera, pasillos y patios de ladrillo rojo, t�neles de piedra, mobiliario colonial y una interesante colecci�n de arte sacro que incluye numerosos retablos y frescos que llenan las paredes de color.

Despu�s de una restauraci�n que dur� casi 25 a�os, la hacienda qued� todav�a m�s bella y disfrutable, pues tres mansiones coloniales y el molino de az�car del pueblo quedaron conectados entre s� por caminos empedrados, pasillos de ladrillo y puentes, transformadas en un hotel de lujo con 34 habitaciones, suites y villas, rodeado de seis hect�reas con exuberantes jardines, y ubicado en el coraz�n de �lamos.

Consentirse en su spa La Dulce Vida es una experiencia gratificante,con sus masajes y tratamientos de belleza, y disfrutar en el inter en su refrescante alberca, probar los deliciosos platillos del restaurante Buena Vida o degustar alguna de las m�s de 500 variedades de tequila y licores en el Bar Zapata.

Para mayor informaci�n sobre �lamos Pueblos M�gico

Delegaci�n de Turismo de �lamos

Guadalupe Victoria 5, Centro, �lamos, Sonora

Tel�fono: 01(647) 428 0450





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related news


Fotos del fc barcelona 2018
Mejor editor de fotos online
Fotos mumias egito antigo
Fotos de vanessa cardenas
Fotos prohibidas de isela vega
Editar fotos para modelos
Back to Top