Fotos de dolares americanos

Date: 20.10.2018, 00:19 / Views: 74563

Закрыть ... [X]

ESCAPULARIO DE BENDICIÓN Y PROTECCIÓN

María Julia Jahenny (1850-1941) fue una francesa estigmatizada que durante sus últimos cinco años de vida se alimentó sólo con la eucaristía.

Fue un alma víctima que podía reconocer las reliquias verdaderas de las que no eran, que hostias estaban consagradas y cuáles no, y entender idiomas que no conocía. Tuvo el don de profecía con visiones sobre los últimos tiempos y la venida del anticristo.

PROFECÍAS

Una de las profecías más interesantes de Marie-Julie es la visión que tuvo del diálogo entre Nuestro Señor Jesucristo y Lucifer-Satanás, en el que éste amenazó de la siguiente manera: “Atacaré a la Iglesia. Derribaré la Cruz, diezmaré la población y depositaré una gran debilidad en los corazones. Propiciaré la negación de la Religión Católica. Por un tiempo seré el amo de todas las cosas en la tierra, todo estará bajo mi control, aún Tu Templo y Tus fieles”
Confirmando la visión anterior, en otra ocasión, oyó a San Miguel decir que Satanás tomará posesión de todas las cosas terrestres, por algún tiempo, y que reinaría completamente sobre todo; que toda benevolencia, Fe y Religión verdadera sería sepultada como en una tumba…..”, “Satanás y los suyos festejará su triunfo con fingida belleza y alegría.”                 “Todo lo aprobado por la Iglesia infalible dejará de existir como lo vemos hoy (hace cien años), por cierto tiempo. En esa desdichada y aniquilante época se verán aparecer en la tierra extraños signos. Por causa de los pecados y maldad de los hombres la Santa Iglesia será oscurecida, pues, Nuestro Señor enviará esta oscuridad para detener a los malos en la búsqueda de mayor maldad…..” Marie-Julie Jahenny sigue describiendo su visión: “Aparentemente, no quedará ningún vestigio del Santísimo Sacramento, ningún rastro de la Fe, por todos lados solamente habrá confusión….”

El arcángel San Miguel termina por decirle: “Después del triunfo satánico; Nuestro Señor Jesucristo congregará a Sus ovejas dispersas para reinar sobre el mal y sacará de su tumba a la oculta Iglesia y a la postrada Cruz….”

El 27 de noviembre de 1902 y el 10 de mayo de 1904, Nuestro Señor Jesucristo y la Santísima Virgen María le anunciaron la conspiración del Nuevo Ritual de la Misa.“Te anunciamos la siguiente advertencia: Los discípulos que no son de Mi Evangelio están trabajando intensamente en estructurar, de acuerdo a sus propias ideas y bajo la influencia del enemigo de las almas, una nueva Misa que contenga conceptos odiosos a Mis designios.” “Cuando esta fatal hora llegue, la fe de mis sacerdotes se pondrá a prueba;

“Vendrán tres días de grandes tinieblas.“La tierra se convertirá en un enorme cementerio; los cadáveres de los enemigos de Dios y de los justos cubrirán la tierra, para los que queden vivos vendrá el hambre…..

Las velas de cera bendita iluminarán durante estas tinieblas horrorosas. Una vela durará los tres días, pero en las casas de los impíos no arderán.

Durante esos tres días los demonios aparecerán en formas horribles y abominables y harán resonar el aire con espantosas blasfemias.

Los rayos y centellas penetrarán en las casas, pero no apagarán la luz de las velas benditas los vientos, tormentas y terremotos.

Tres cuartas partes de la humanidad será aniquilada. El castigo será mundial”.

A los animales “Se les pondrá al cuello una medalla de San Benito” (La Virgen advirtió a todos que llevaran una medalla de San Benito)

«Nuestra Señora del Buen Amparo»

 

Éxtasis del 16 de agosto de 1880.

“Diré también a los padres que sería muy bien, y al mismo tiempo una gran gracia, que hicieran llevar a sus hijos, pequeños y mayores, una medalla. Servirá para proteger la inocencia durante un tiempo muy difícil, mientras se derramará la peste de la corrupción por todas partes. Cada cristiano podría proveerse de esta medalla que le servirá de defensa y de arma de la Fe la cual vencería la boca culpable y pérfida del mal.»

Dirá:

«Oh! Tú Santa Virgen, quien pisaste la cabeza de la serpiente, protege nuestra fe y la inocencia de nuestros pequeñitos.»

Palabras de Nuestro Señor del 20 de Julio de 1882:

“Yo deseo que mis siervos, siervas y hasta los más pequeñitos se puedan revestir de una Cruz. Esta Cruz será pequeña y en su medio llevará como una llamita blanca. Indicará esta llamita que son hijos e hijas de la luz”.

Contra Enfermedades desconocidas:Una medalla de mi Divino Corazón; una medalla que lleve mi Cruz Adorable. Meteréis ambas medallas en un vaso con agua – no importa el material -. Beberéis ese agua que ha sido doblemente bendecida y purificada. Una sola gota en vuestra comida; una gota bastará para eliminar, no ya la plaga, sino el flagelo de mi Justicia. (La medalla milagrosa, por sí misma, reúne las condiciones necesarias). Daréis una gota de este agua a las pobres almas que hayan sufrido el flagelo de enfermedades desconocidas; las que atacan al corazón, al espíritu y a la palabra” . “Para usar en infusión: La hierba de San Juan (Glechoma hederacea) (enredadera de exterior en árboles); especialmente para estados graves y para los dolores en el pecho y jaquecas intensas. El espino (Caetagus oxyacantha) para usar en caso de cólera (que será frecuente y estará muy extendido). Para fiebres desconocidas: será eficaz la humilde Violeta (Viola odorata), el perfume y la virtud de la humildad”

Éxtasis Del 23 De Agosto De 1878

“He aquí lo que me mostró la Santa Virgen sobre su Corazón inmaculado, es un escapulario ancho, más ancho que los escapularios conocidos, un poco más ancho que la palma de la mano. Su color se parece al de la violeta, un morado muy bonito.

Aquí está lo que representa: en el medio los tres clavos que crucificaron a nuestro Señor sobre la Cruz, pasando unos encima de los otros, sin formar una cruz. De la punta de cada uno cae una gota de sangre bermeja. Encima de los clavos se ve una esponja cuyo aspecto recuerda el del cascabillo.

Las tres gotas de sangre se juntan para caerse en un pequeñito cáliz pintado de rojo que es rodeado por una corona de espinas, se ven tres crucecitas gravadas sobre la parte delantera del cáliz. Es la parte del escapulario que está sobre la capa de la Santa Virgen.

Noto que este escapulario es mantenido por dos lazos morados que pasan sobre cada espalda, hay tres nudos sobre la espalda izquierda y dos sobre la derecha.

El otro lado del escapulario representa a la Santa Virgen María sentada, sosteniendo en sus brazos a su adorable Hijo, la boca y la cabeza de Nuestro Señor descansando sobre el Corazón de la Santa Virgen.

En la parte abajo del escapulario, y casi a los pies de Nuestro Señor, está un Ángel vestido de blanco, de pelo rizado, que lleva una corona blanca, su faja es roja. En sus manos lleva una ropa que le sirve para secar los pies de Nuestro Señor.

Encima del Ángel, por la parte derecha del escapulario hay una escala. Por la parte izquierda, detrás de Nuestro Señor, se ve la caña de la Pasión, pintada de rojo pero sin esponja. Corren las lágrimas de la Santa Virgen, por la parte derecha de su pecho, y se van a parar a los pies del Ángel. Es bordado el escapulario por un lazo rojo y son de lana los lazos.

Ahora, hija mía, me dijo la Santa Virgen, voy a darte la explicación de este escapulario. Me dirijo a tí, victima mía, y a mi siervo (será el director espiritual de Marie-Julie Jahenny).

Hijos míos de la Cruz, hacía mucho tiempo que mi Hijo y Yo deseábamos dar a conocer este escapulario de bendición; Hijos mios, este escapulario, es como si mi Corazón le hiciera de modelo, pues es mi Corazón el emblema de la simplicidad y de la humildad, lo que simboliza el color morado.

Son poco venerados los clavos que traspasaron los pies y las manos de mi Hijo, y son venerables; por eso mi Hijo, en su divina Sapiencia pide la representación de los tres clavos en la parte delantera del escapulario.

Las tres gotas de sangre y el cáliz representan los corazones generosos recogiendo la sangre de mi Divino Hijo.

Representará la esponja roja a mi Divino Hijo bebiendo, en cierto modo, los pecados de sus hijos pero su adorable boca lo rehusa.

Deseo que el fondo (normalmente) negro del escapulario sea morado, pero deseo Yo que los clavos, el cáliz, la esponja y la corona estén sobre un pedazo de franela rojo oscuro.

Esta primera aparición de este escapulario será una nueva protección para el tiempo de los castigos, de las calamidades y de las hambres. Todos los que lo llevarán podrán aguantar las tormentas, las tempestades y las tinieblas, tendrán la luz igual que de día. Esta es la fuerza de este escapulario desconocido”.

Presenta la Santa Virgen el escapulario a Nuestro Señor que dice entonces:

“Me dirijo a tí, victima mía, también a mis victimas y a mi siervos, hijos míos de la Cruz. Os doy una idea, un pensamiento profundo: cuando me quitaron de la Cruz, me pusieron en los brazos de mi Madre: este descendimiento, este pensamiento, esta devoción, son poco conocidos. Quisiera Yo, que gracias a la reproducción de este escapulario esto entrará en el corazón de los hijos de la Cruz, y ellos me saludaran diciéndome:

– Te saludo, Jesús Crucificado por dejarme la vida.
.
– Te saludo con el júbilo de los Ángeles y de los Santos cuando te descendíeron de la Cruz.
.
– Te saludo con la tristeza de tu Madre cuando te descansabas contra su Corazón y sobre sus rodillas inmaculadas.

“Hijos míos, muy pocas almas piensan en enjugar las adorables heridas de mis pies cuando corre la sangre y quisiera Yo que fuera conocida esta representación.

Tampoco se piensa mucho en las lágrimas derramadas por mi Madre durante mi Pasión; estas lágrimas están a los pies del Ángel que seca mis pies sagrados. Gracias a este escapulario, quisiera Yo que pensarais en esta escala, en esta caña y en estos clavos de mi Pasión.

Hijos míos, cada alma, cada persona que poseerá dicho escapulario, verá su familia protegida así como su casa sobre todo de los incendios que nunca la incendiarán.

Este escapulario fulminará a los ingratos que blasfemarán mi Nombre en la casa en la cual estará expuesto. Si entra un impío, estará éste tan impresionado que próxima será su conversión.

Todos los que lo llevarán estarán preservados del trueno, de muerte súbita y de accidentes. Estarán protegidos durante los castigos.

Quienquiera que lo pondrá en el Templo Santo alejará a los impíos y las profanaciones.

El Señor añade también que se despertarán la fe y la convicción en el alma obstinada a la cual le será recordado este escapulario en la hora de la muerte; que todos los que pensarán en él y lo amarán evitarán las penas del alma y que quien lo llevará estará fuera de peligro como si poseyera el Cielo. 

Precisa también que además este escapulario servirá de pararrayos bajo el cual la Ira de Dios se hará menos pesada.

Dice también Nuestro Señor que cualquier sacerdote podrá bendecir este escapulario.

Tú, victima mía, podrás hacer el modelo… Al ponerse este escapulario se podrá rezar 5 ó 7 veces el Crux Ave y meditar durante 1 ó 3 minutos sobre mi Santa Pasión… Concederé muchas gracias a quien se vestirá de este santo Hábito.

“¡Oh! Crux Ave, spea unica “et Verbum caro factum est”. ¡Oh! Jesús, vencedor de la muerte, sálvanos”

El envío del kit hasta 3 libras tiene un costo en América de 24 dólares y a Europa de 28 dólares, en tres libras caben 50 kits.





ШОКИРУЮЩИЕ НОВОСТИ



Related news


Casos de microcefalia fotos
Fotos de misiles de guerra
Carlos el chacal fotos
Ver fotos de odalys garcia
Fotos de la ciudad de new jersey
Fotos de larvas de pulgas
Back to Top