Ver fotos de reflexiones cristianas

Date: 22.10.2018, 11:30 / Views: 95254


El día de la madre se acerca rápidamente. ¿Qué mejor que un poema para decirle cuánto la valoras? Aquí puedes encontrar poesías para el 10 de mayo o la fecha en la que se celebre este día festivo en tu país.

En la mayor parte del mundo de habla hispana, el Día de la Madre se celebra en mayo. Seguramente, quieres decir presente a la hora de saludar a tu propia madre y a las madres que tienes a tu alrededor (esposa, hermana, hija, amiga, etc.).

Regalar poesías para el 10 de mayo (o para cuando se celebre el día de la madre en tu país) siempre es una idea interesante para homenajearlas. A veces no hace falta un gran regalo ni nada por el estilo. Un buen poema puede llegar a tocarles el corazón de una manera que otras cosas no. Para esto están las las mejores poesías para el día de la madre.

Así que demuéstrales tu amor con algunos de estos poemas y poesías para el día de la madre que te proponemos a continuación.

Lee también: Dedicatorias para el día de la madre e imágenes con frases para compartir

Los mejores poemas para el día de la madre

Si tu madre disfruta de la poesía, estás de suerte, porque tienes mucho para elegir entre autores conocidos y desconocidos. Para facilitarte esa tarea, aquí te dejamos una selección de los mejores poemas al día de la madre. , en algunos lugares en mayo, en otros en octubre.

Escoge tu poesía al día de la madre favorita para dedicar a la propia, una amiga o cualquier mujer cercana que sea mamá.

Poesías para el día de la madre cortas y bonitas

Hay algunos poemas para el día de la madre cortos que pueden venirte muy bien en este día. Son la prueba de que no hacen falta muchas palabras para expresar mucho amor.

Lo bueno de cualquier poesía para el día de las madres cortas es que son muy buenas para los más pequeños, aunque los jóvenes y adultos también pueden usarlas.

Madre Mía (de Rafael Escobar Roa)

Cuando los ojos a la vida abría,
al comenzar mi terrenal carrera,
la hermosa luz que vi por vez primera
fue la luz de tus ojos, ¡madre mía!.

Y hoy que, siguiendo mi escarpada vía,
espesas sombras hallo por doquiera,
la luz de tu mirada placentera
ilumina mi senda todavía.

Mírame, ¡oh madre!, en la postrera hora,
cuando a las sombras de mi noche oscura
avance ya con vacilante paso.

Quiero que el sol que iluminó mi aurora
sea el mismo sol que con su lumbre pura
desvanezca las brumas de mi ocaso.

Dulzura (de Gabriela Mistral)

Madrecita mía,
madrecita tierna,
déjame decirte
dulzuras extremas.

Es tuyo mi cuerpo
que juntaste en ramo;
deja revolverlo
sobre tu regazo.

Juega tú a ser hoja
y yo a ser rocío:
y en tus brazos locos
tenme suspendido.

Madrecita mía,
todito mi mundo,
déjame decirte
los cariños sumos.

A mi mamá (de autor desconocido)

Todas las mañanas
sueño al despertar
que del cielo un ángel
me viene a besar.
Al abrir los ojos
miro donde está
y en el mismo sitio veo a mi mamá.

Poemas del día de la madre famosos

¿Te gustaron los poemas cortos para las madres? Entonces también encontrarás una poesía para mamá de autores famosos, quizás alguno de ellos sea de sus preferidos.

Aquí encontrarás un poema para el día de las madres perfecto que no puedes dejar pasar para compartir en tus redes sociales o regalar a tu mamá.

Madre, llévame a la cama (de Miguel de Unamuno)

Madre, llévame a la cama,
que no me tengo de pie.

Ven, hijo, Dios te bendiga
y no te dejes caer.
No te vayas de mi lado,
cántame el cantar aquél.

Me lo cantaba mi madre;
de mocita lo olvidé,
cuando te apreté a mis pechos
contigo lo recordé.

¿Qué dice el cantar, mi madre,
qué dice el cantar aquél?

No dice, hijo mío, reza,
reza palabras de miel;
reza palabras de ensueño
que nada dicen sin él.

¿Estás aquí, madre mía?
porque no te logro ver...

Estoy aquí, con tu sueño;
duerme, hijo mío, con fe.

Mañanitas a mamá (de autor desconocido)

Muy temprano en la mañana,
antes que saliera el sol,
desperté porque dormido,
ya cantaba esta canción,
que haya música en tu día,
florecitas, luz y sol,
y que sepas que te quiero,
con todo mi corazón.

Poemas para el día de la madre que rimen

Hay alguna que otra poesía por el día de la madre que riman, pues es uno de lo que destaca a este tipo de escritura. En todas las poesías cortas para el día de la madre hay bonitos mensajes, en más de una encontrarás lo que quieres decirle a tu madre en este día.

Escoge un poema para el día de la madre, puedes escribirlo a mano para regalarle una carta, dejarlo en su Facebook si vives lejos o hasta recitarlo cara a cara o por teléfono.

Poema a mi madre (de autor desconocido)

Madre, eres la flor
que ha nacido en mi jardín
mas hermosa que un jazmín
por tu maravilloso color.

Te recuerdo con amor
porque para mi has sido,
del mundo lo mas querido
de mi vida, la mas hermosa,
la mas bella de las rosas
de mi jardín florecido.

A mi Madre (de Vicente Riva Palacio)

¡Oh, cuan lejos están aquellos días
en que cantando alegre y placentera,
jugando con mi negra cabellera,
en tu blando regazo me dormias!

¡Con que grato embeleso recogías
la balbuciente frase pasajera
que, por ser de mis labios la primera
con maternal orgullo repetías!

Hoy que de la vejez en el quebranto,
mi barba se desata en blanco armiño,
y contemplo la vida sin encanto,

al recordar tu celestial cariño,
de mis cansados ojos brota el llanto,
porque, pensando en ti, me siento niño

Un golpe dí con temblorosa mano
sobre su tumba venerada y triste;
y nadie respondió ... Llamé en vano
porque ¡la madre de mi amor no existe!

Volví a llamar, y del imperio frío
se alzo una voz que dijo: ¡Si existe!
Las madres, nunca mueren ... Hijo mío
desde la tumba te vigilo triste ...

¡Las madres, nunca mueren!
Si dejan la envoltura terrenal,
suben a Dios, en espiral de nubes...
¡La madre, es inmortal!

Solo el amor de una madre (de autor desconocido)

Sólo el amor de una Madre apoyará,
cuando todo el mundo deja de hacerlo.

Sólo el amor de una Madre confiará,
cuando nadie otro cree.

Sólo el amor de una Madre perdonará,
cuando ninguno otro entenderá.

Sólo el amor de una Madre honrará,
no importa en qué pruebas haz estado.

Sólo el amor de una Madre resistirá,
por cualquier tiempo de prueba.

No hay ningún otro amor terrenal,
más grande que el de una Madre.

Carta a mi madre (de Miguel Ángel Menéndez Reyes)

"Diciembre de 1926

Madrecita linda:

Todos mis cariños se dispersan,
y todos mis rosales se deshojan,
y todas las fragancias se me alejan.

Sólo me quedas tú, piadosa y blanca,
como nombre de amor entre mis quejas,
como hilo de agua en el desierto,
como rosa de luz entre la selva…

Eres igual a un árbol cuya fronda
llena de nidos nos protege y canta.

Madrecita linda:

Tus lágrimas se han vuelto gemas;
deja que las engarce yo
en el hilo de oro de un poema
y hacer así un collar para tu amor.

Infancia:

El delantal atado a tus caderas,
tus manos espumosas de jabón
jabonando mi pecho de manera
que lavabas el propio corazón.

Corazón de muchacho pendenciero
que odiaba a cura y sacristán, y quiso
hacer de ellos aves de mal agüero
sin maternal permiso,
ganado seis azotes en el cuero.

¡Madrecita linda!…
¡Si te quiero mucho!…
¡No me pegues más!…

¡Muchachito lindo!…
¡Yo también te quiero!…
¡Déjame pegar!…

Y el diálogo a voces:
una de amenaza, otra de rogar,
terminaba siempre con beso y promesa
de eterna humildad.

¡Aroma de maíz recién molido!…
el humo de las viandas… ¡Mesa puesta!…
Mi madre tiene corazón de nido
y en él dormí, para soñar, la siesta.

Los pájaros, el agua, la lejía,
la ropa a componer, todo tenía
en su rutina gris una alegría…

Con el oro del sol que se ponía
troquelamos monedas deslumbrantes,
y en platino de luna que caía
montamos los diamantes
de tus mejores besos, madre mía,
dulce como la miel de los panales
y buena como el pan de cada día.

Tus manos eran hadas, nos vestían.
Tu plegaria era luz: nos alumbraba.
Y música tus besos: nos dormían
al calor del amor con que besaban."

Poemas cristianos para el día de la madre

¿Aun no encontraste el poema del día de la madre que estabas buscando? Quizás el poema del día de las madres perfecto sea algunos de estos con frases cristianas.

Hay poesías para mamá[ para todos los gustos y estilos, en este caso son perfectos para familias o madres creyentes.

El nombre de un ángel (de autor desconocido)

Cuenta una antigua leyenda que un niño que estaba por nacer le dijo a DIOS:
– Me dicen que me van a enviar mañana a la tierra ¿Pero como viviré tan pequeño e indefenso como soy?
– Entre muchos ángeles, escogí a uno para tí, que te estará esperando. Y él te cuidará.
– Pero dime, aquí en el cielo no hago más que cantar y sonreir. ¿No basta para ser feliz?
-Tú ángel te cantará, te sonreirá todos los días y tú sentirás sus manos y serás feliz.
– ¿Cómo entender lo que la gente me habla, si no conozco el extraño idioma que hablan
los hombres?
– Tu ángel te dirá las palabras más dulces y más tiernas que puedas escuchar y con mucha paciencia y cariño te enseñará a hablar.
– ¿Y qué haré cuando quiera hablar contigo?
-Tu ángel juntará tus manitos y te enseñará a hablarme.
– He oído que en la tierra hay hombres malos, ¿Quien me defenderá?
– Tu ángel te defenderá aún a costa de su propia vida…
– Pero estaré siempre triste porque no te veré más Señor.
– Tu ángel te hablará de mi y te enseñará el camino para que regreses a mi presencia,
aunque yo siempre estaré a tu lado.
En ese instante, una gran paz reinaba en el cielo, pero se oían voces terrestres, y el niño, presuroso repetía suave:
– Dios mío, si ya me voy, dime su nombre, ¿cómo se llamará mi ángel?
– Su nombre no importa, tú le dirás: mamá.

Hay una mujer (de autor desconocido)

Que tiene algo de Dios por la inmensidad de su amor, y mucho de ángel por la incansable solicitud de sus cuidados.
Una mujer que siendo joven, tiene la reflexión de una anciana y en la vejez trabaja con el vigor de la juventud.
Una mujer, que si es ignorante, descubre con mas acierto los secretos de la vida que un sabio, y si es instruida se acomoda a la simplicidad de los niños.

Una mujer, que siendo pobre se satisface con los que ama, y siendo rica daría con gusto sus tesoros por no sufrir en su corazón la herida de la ingratitud.

Una mujer que siendo vigorosa, se estremece con el llanto de un niño, y siendo débil se reviste a veces con la bravura de un león.

Una mujer que mientras vive no la sabemos estimar, porque a su lado todos los dolores se olvidan, pero después de muerta daríamos todo lo que poseemos por mirarla de nuevo un solo instante, por recibir de ella un solo abrazo, por escuchar un solo acento de sus labios. De esa mujer no me pidas el nombre, si no quieres que empape en lágrimas el pañuelo… esa mujer yo la vi por el camino. ¡Es mi Madre!

Versos para el día de la madre

Como una alternativa a los poemas para el día de las madres también puedes optar por versos muy bonitos. En ellos encontrarás bonitas citas para dedicar a tu mamá en su día, elige el que más te guste.

  • "Hoy y todos los días confieso mi asombro ante el milagro de la maternidad,
    donde la mujer sacrifica salud, figura y su tranquilidad actual por ser llamada mamá!".
  • "Eres tú, quien la vida me dio
    Eres tú, quien a vivirla me enseñó
    Y poco a poco por el camino me guías
    Para no cometer ningún error".
  • "Cuántas veces tu mirada refulgía de orgullo y de amor
    Cuando de mí te referías.
    Cuántas veces preferiste mil veces ser señalada por mi causa,
    y me tuviste.
    Cuántos años se hacen, sumando todos los momentos
    Que no viviste más que para mí".

Poesías del día de la madre de 4 estrofas

Si todavía estás buscando el poema sobre el día de la madre perfecto, quizás esté entre estas 3 poesías al día de la madre de 4 estrofas. No hacen falta muchas palabras para expresarte en una poesía del día de las madres, pero todas expresan sentimientos a flor de piel.

Madre (de autor desconocido)
Tu mirada de amor
descubre lo que otros no quieren ver.

Tu nobleza
te hace apreciar lo que los demás desprecian.

Tu amor desinteresado
te hace defender a los pequeños
que otros atacan o menosprecian.

Tu presencia
despierta confianza, amor a la vida
y esperanza en un futuro mejor.

Mi madre (de José Luis Rivas)

Mi madre
algo tiene de maga y de palmera
Se arrodilla ante mí
Me unge los párpados

Entre los senos
Asoma su amuleto

Gotas de púrpura
Deslíe
Por un doble desfiladero
Hacia el fragante valle

Con su fuente de espíritus
Su corza herida
Y su lecho de malva
Entre dos sauces

Espero que hayas encontrado la poesía del día de la madre, lo interesante de éstas es que puedes acompañarla con otros presentes, inspírate y expresa todo el amor que sientes en este día especial.

Lee también:

Otros regalos para mamá

Ya conociste los mejores poemas para mamá. Pero si quieres considerar otras opciones, que también sean más simbólicas que materiales, aquí tienes algunas ideas más de regalos.

  • . Son una mejor opción si quieres enviarlas por las redes sociales, por Whatsapp o si quieres ponerlas en una tarjeta. Tienes mucha variedad para elegir, seguramente encuentras lo que necesitas. Claro que también puedes enviar poesías para el día de las madres por estos medios.
  • . Nunca fallas con una tarjeta si la haces con tus propias manos y pones todo tu amor en la labor. Tu mamá lo valorará de corazón.
  • . ¡Un día especial sin torta para celebrar no es lo mismo! Si tu mamá tiene debilidad por lo dulce, este es el regalo ideal. Es una receta fácil, rendidora y, por sobre todo, muy deliciosa.
  • . Así como la poesía para las mamás, son ideales para poner en tarjetas, libros, fotos, etc. Si prefieres felicitar a tu mamá con frases cortas y directas, estas dedicatorias son lo que buscas.

¿Qué prefieres regalar en el Día de la Madre?

Gráfico de la encuesta: ¿Qué prefieres regalar en el Día de la Madre?

Poemas

385/52

Frases y dedicatorias

169/75

Una torta

159/97

Tarjetas

176/50

es una mui buena opsion grasias x compartir una mui buena opsion,eloisa Resendiz Ramos



Related news


Fotos de reykon sin camisa
Fotos de toliman queretaro
Fotos de noelia en pleyboy
Efeitos photoshop para fotos
Carmen daniela rios fotos
Fotos del tajo de ronda
Fotos misticas de jesus
Back to Top